Proyecto “Chicho”

Proyecto “Chicho”

La gran admiración que me provocaba ver el trabajo de escultores dedicados a modelar figuras de acción, me llevó a investigar los procesos y materiales que usaban para realizar esas sorprendentes piezas, que para muchos son obras de colección y adoración. Poco a poco, fui adquiriendo las herramientas y las masillas polímeras  para poder aplicar lo aprendido a través de la literatura y vídeos tutoriales rescatados de múltiples paginas web dedicadas a este tema.

FotoAllendeMonedaDecidido a hacer una prueba, lo que faltaba era definir qué personaje  intentaría modelar. Así, en una entretenida conversación con un gran amigo, surge la idea de reproducir  la famosa foto de Leopoldo Víctor Vargas que muestra al Presidente Allende en La Moneda, con casco militar y una AK-47 colgando de su hombro, mientras mira al cielo. A ambos nos parecía buena idea trabajar con alguna figura de nuestra historia que fuera relevante y conocida, más allá de las implicancias políticas o ideológicas que en este caso pudieran existir.ProcesoChavant_chica

Definido el personaje, comenzó el trabajo. El primer intento fue una figura de cuerpo completo, de unas 15 pulgadas de altura y en la actitud que aparece en la fotografía de Vargas, sin embargo era demasiado complejo para ser el primer intento y al poco andar, decidí cambiar la figura a un busto. Fue una buena decisión, puesto que rápidamente pude tener buenos resultados y resultó menos frustrante, pero paralelamente se me ocurrió indagar en programas de modelado digital, con los que el resultado fue muy estimulante.

CabeceraLa posibilidad del modelado simétrico, las herramientas para generar las poses y, por cierto, la existencia del querido Ctrl+Z, hacen del modelado digital una herramienta insuperable cuando se trata del tiempo de producción. Esto, sumado al desarrollo imparable de la impresión 3D y el cada vez mayor acceso a estas tecnologías, nos hacen ver muy cercana la posibilidad de imprimir nuestras “figuras” en casa.
ChichoMayaImpresionPuesto en pausa el modelado análogo, decidí pasar al paso siguiente: la impresión 3D del archivo terminado. Así llegué a Aldeo (de Rodrigo Alonso), quienes prestan el servicio de impresión 3d y que además me asesoraron durante el proceso para preparar de la mejor manera el archivo.

El proceso tardó cerca de 22 horas y se imprimieron como piezas separadas el busto, los anteojos, el casco y las tiras y hebillas de amarre del casco. Lamentablemente estas últimas no resistieron el proceso de lavado final y se quebraron debido a su poco espesor.

El resultado superó ampliamente mis expectativas, sin embargo esperamos reproducirlo con un mayor nivel de detalle y mejor acabado, por lo que esta historia no ha terminado y esperamos en un futuro próximo continuar este relato, ahora retomando el modelado manual y su reproducción en resina.

Leave a Reply